Metabolismo de los seres vivos

El metabolismo es una de las cosas más importante para los seres vivos, ya que esto les permite producir reacciones químicas que son las encargadas de producirse en las células con la finalidad de obtener energía y nutrientes para que puedan vivir estos organismos.

Todos los organismos necesitan de una buena alimentación para poder sobrevivir, a pesar de que existan algunos seres que producen su propio alimento, necesitan de ciertas características para sobrevivir.

Metabolismo de los seres vivos

Existen seres vivos capaces de producir su propio alimento, los cuales son llamados autótrofos; entre estos seres vivos se encuentran las plantas ya que usan la energía del sol y el agua para obtener los nutrientes necesarios.

Al igual que estos, los animales necesitan a otros seres vivos para ser capaces de mantener su metabolismo; estos seres que se alimentan de otros son conocidos como heterótrofos.

Metabolismo de los seres vivos

El metabolismo es el encargado de que hacer que los seres vivos obtengan toda la energía y los nutrientes que necesitan para sobrevivir, así como también tiene función de construir y reparar el organismo para adquirir las proteínas. Asimismo, ayuda a eliminar los desechos que el cuerpo no necesita.

En el metabolismo se puede diferenciar de dos aspectos, el anabolismo y el catabolismo:

Anabolismo:

Los seres vivos tienen anabolismo cuando llegan a producir nuevos compuestos a partir de moléculas simples, para que esto se pueda dar se necesita que el ser vivo tenga una suficiente cantidad de energía.

Catabolismo:

Estos seres vivos se caracterizan por tener proteínas, nutrientes, minerales y enzimas en su interior. Estas enzimas son las encargadas de degradar moléculas para poder liberar la energía que está almacenado en los diferentes enlaces químicos del organismo.

Metabolismo de los seres vivos

Es decir, el catabolismo es una transformación que busca beneficiar al ser vivo, lo sustenta por otra sustancia que necesite el organismo. Esto es una fase en donde se destruyen ciertas sustancias del organismo para crear otras.